ESPAÑA

«El Escorial» asturiano

A la sombra del Monasterio de San Juan Bautista, donde la historia y el arte se dan la mano, se encuentra un pueblito con un precioso puente medieval, aunque reconocido como puente romano. Reconstruido en 1571, según la inscripción que se conserva en una de las piedras, el puente de medio punto de vano único se alza considerablemente sobre la calzada, lugar por donde abandona su paso los caminantes del denominado Camino Natural, que recorren los primeros kilómetros de la etapa, por una pista asfaltada paralela al río hasta la localidad de Retuertas. Corias, se encuentra formado por diferentes pequeños barrios con sabor de antaño , denominados Palomar de Arriba y Abajo, Grandiella y La Regla, cuando los habitantes dedicaban sus días y noches a la venta de sus productos y vinos de la tierra a todos aquellos caminantes que transitaban por el Camino Real de Leitariegos que como vimos…

Cangas del Narcea

La comarca de Cangas del Narcea junto a la de Ibias y Degaña cubre una gran extensión de la parte suroccidental del Principado de Asturias. Zona poco transitada y quizá un poco olvidada por el turismo, muestra una belleza sin preámbulos, impenetrables bosques de alto valor ecológico con osos pardos, urogallos, lobos, nutrias, etc,, bellísimos paísajes adornados de cristalinas aguas de arroyos y ríos, sencillas pero airosas montañas que presentan una armonía de proporciones ricas de formas y tonos, inmejorable gastronomía y lo mejor de todo, su gente, una población que te acoge, te ayuda y muestra cada rincón de su comarca sin necesidad de preguntar. La capital del concejo, es el centro administrativo y comercial de la comarca. Situada en la confluencia del río Luiña con el Narcea, la villa conserva una parte de su núcleo histórico, que ha sido ampliado con algunas pequeñas poblaciones limítrofes como La Cortinona…

Donde mira el faro de Cabo Busto …

Infinidad, inmensidad, paz, tranquilidad, sosiego, son las sensaciones que tengo cuando me asomo a los diferentes miradores de los acantilados que observan el Cantábrico. Esta costa, por lo general abrupta, cortada en farallones y acantilados con espacios llanos donde el color verde húmedo de su hierba te hace sentir una ráfaga de aire y las playas estrechas adornan sus bonitos pueblos pesqueros, contiene no sólo esos adjetivos sino también los de intriga, curiosidad, respeto, cuando admiro a esos vividores de la noche que se muestran imponentes y brillantes rompiendo con su luz la oscuridad, esos instrumentos unidos desde sus orígenes a la literatura y a los viajes. Aunque la palabra “faro”, deriva de la palabra griega “pharus” realmente el nombre de estas encantadoras construcciones proviene de la isla de “pharos” donde se dio nombre a la fantástica torre que luego fue conocida como el “Faro de Alejandria”. Ya en el…

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies