Bruselas…la ciudad del cómic

La capital de Europa esconde una ciudad cosmopolita y abierta, con una gran  oferta cultural en todos los niveles y temáticas. Desde rutas gastronómicas hasta visitas a grandes museos pasando por bonitos murales de escenas de  cómics.

El corazón geográfico y comercial de la ciudad es la  Grand Place rodeada de bonitas e históricas casas gremiales,  es un magnífico exponente de arquitectura unificada. La bonita plaza adoquinada, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO,  fue durante muchos siglos el corazón económico y administrativo de la ciudad y hoy sin duda es el lugar más reclamado para los viajeros ya que forma parte del conjunto arquitectónico del siglo XVII más bello de toda Bélgica. 

Victor Hugo la describió como  “(…) la plaza más hermosa del mundo” 

Uno de los edificios más antiguos de la ciudad, el Hotel de Ville,  alberga hoy el Ayuntamiento. De su estructura original del siglo XV conserva la aguja de 96 metros de altura rematada con una estatua de cinco metros del arcángel San Miguel, patrón de Bruselas. En el  interior se pueden visitar los vestíbulos de la planta baja y del primer piso, la Galeria Grangé, la Sala del Consejo Municipal, la Sala Maximiliana, la Sala Gótica y la Sala de Matrimonios. Durante los meses de verano también se puede acceder a los despachos de los concejales adjuntos a la alcaldía.  Al ayuntamiento le acompañan edificios emblemáticos como La casa del rey, de estilo medieval que  fue construida en el año 1536 y tuvo que ser reformada en 1873. Durante muchos años fue el lugar de residencia de los monarcas reinantes, pero hoy en día acoge el Museo de la Ciudad , en el que se exponen pinturas del siglo XVI, algunos tapices y los pequeños trajes que forman parte del guardarropa del Manneken Pis.  

Además se pueden ver las antiguas Casas gremiales de los camiseros, los barqueros, los carniceros, los panaderos  y una muy interesante es la de los cerveceros, la cual, tiene una terraza con unas vistas espectaculares. La mayoría de las Casas presentan un estilo renacentista flamenco de finales del siglo XIV y principios del siglo XVII aunque debido a los bombardeos de las guerras pocos rasgos de esa época permanecen en ellas. En el número 26 y 27 de la plaza se encuentra el edificio conocido como La Paloma, vivienda en la que se alojó el novelista francés Victor Hugo en el año 1852 durante su exilio en Bélgica. A la izquierda del ayuntamiento siempre hay un ir y venir de turistas en busca  del brazo de la suerte de la figura de bronce de Everad`t Serclaes, ejecutado en el siglo XIV mientras defendía la ciudad. 

Pero si hay un momento donde la Plaza se viste con todas sus galas y se impregna de un olor aromático es durante la muestra de flores denominada Tapiz de flores, que se celebra el quince de agosto de los años pares desde el año 1971.  Otro momento también muy bonito y relevante de la plaza es el que se vive durante la Navidad ya que todas las tardes se hacen espectáculos de luces en la la plaza, se cantan villancicos  y se monta un gran árbol decorado con bolas y luces de colores. 

Alrededor de la Gran Plaza se encuentra el emblemático símbolo de la ciudad, el Manneken-Pis, una diminuta estatua de bronce de un niño orinando.

Es inexplicable, no entiendo como esa pequeña figura puede levantar tanta admiración, a día de hoy se han confeccionado para él más de setecientos trajes. Mucho más interesante me parecen los murales realizados cerca de él como es el caso del mural de Tintín en una de las viñetas de El caso Tornasol que cubre cerca de treinta y cinco metros cuadrados de un edificio. Bruselas sin duda es la ciudad del noveno arte, algunos de los personajes más populares del cómic europeo han surgido de la cabeza de dibujantes belgas.  Las fachadas de varios edificios de la ciudad albergan murales donde los locales y turistas pueden sumergirse en las historias de Tintín, Lucky Luke o Astérix. La idea de dibujar surge  ante la  necesidad de subsanar los problemas de rehabilitación de muchos edificios del centro, así que a partir del año 1991 se comenzaron a pintar las paredes que quedaron al descubierto tras los derribos de las edificaciones. A día de hoy hay rutas para recorrer las más de cuarenta fachadas distribuidas por la ciudad. Algunos murales muy visitados o destacados son el mural de sesenta metros cuadrados al al lado de una de las tiendas más famosas de fuegos artificiales de la ciudad, el mural de  Broussaille paseando con su novia de la calle Marché-au-Charbon  entre tiendas de segunda mano y cafeterías vintage o el que podemos encontrar en la calle de la Buanderie donde Asterix y Obelix se preparan para enfrentarse contra los romanos , además también pueden encontrar decoraciones en estaciones de metro como Midi o Stokel.

Si se quiere conocer más sobre el noveno arte, podemos acudir al Centro belga del cómic, ubicado en una fábrica rehabilitada diseñada por Victor Horta, donde se repasa la historia del cómic, su proceso de creación y muestra a los personajes más conocidos y a sus creadores. Por supuesto que decir que si a alguien le gusta Tintín como a mí, no se puede perder las maquetas de los grandes personajes principales y del cohete del viaje a la Luna.

Los más de doscientos metros de las Galerías Saint Hubert muestran muchos  escaparates decorados con un gusto exquisito; se pueden ver desde joyerías, hasta chocolaterías pasando por restaurantes y cafeterías, donde por cierto no hay que perderse un chocolate caliente que ponen con pequeñas nubes blancas que están realmente deliciosas. Si se quieren visitar otras galerías que también fueron construidas durante el siglo XIX se puede acudir a las Galerías Bortier o las Northen Passage. 

Muchas de las calles de alrededor de la Plaza, antiguas calles de los oficios,  están repletas de restaurantes,  cafeterías y puestos de comida donde destacan sus grandes cacerolas de mejillones que se encontrarán por todos los lados. En una de estas calles se encuentra la Iglesia de San Nicolás, templo de los comerciantes desde el siglo XIV. Su interior sigue conservando su aspecto medieval, pese a los daños sufridos a lo largo de los años. Y de menor tamaño se encuentra en las calles aledañas  la Iglesia Notre Dame donde destaca el altísimo coro hexagonal que se eleva hasta el techo abovedado. Y contrarrestando el tamaño de esta iglesia, encontramos la Iglesia más grande y bonita de la ciudad, la Catedral de San Miguel y Santa Gudula que tardó en construirse tres siglos a partir de 1225. Es un verdadero placer contemplar al atardecer la piedra de color tierra de sus bonitas torres gemelas. Muy cerca encontramos el Parque de Bruselas, que es el parque más animado de la ciudad, y donde encontramos dos de los edificios más visitados en la misma. En el extremo más cercano a la Plaza Real, se encuentra el Palacio Real , en la parte opuesta, está el Palacio de la Nación, sede de la Cámara de los Representantes y del Senado desde 1830.

Enfrentando al estilo existente de las Casas gremiales encontramos el edificio de la Bolsa, un templo griego que data del año 1873 y que sirve hoy como Sala de exposiciones. 

Y en esta zona céntrica  de Bruselas denominada Pentágono, también encontramos algunos de los museos más importantes de la ciudad. Los Reales Museos de Bellas Artes donde se hallan representados muchos de los más destacados artistas fundamentalmente nacionales. El Museo de Instrumentos de música que es realmente increíble tanto por fuera como por su contenido. Ubicado en el Edificio Old England se completó en 1899 y es un claro ejemplo de art noveau.   Posee una colección excepcional de instrumentos musicales antiguos y modernos que pueden ser escuchados  a través de unos auriculares que te dan en la entrada y que cuando te acercas a los instrumentos además de emitir su sonido te cuenta información muy interesante sobre ellos. No hay que perderse además su maravilloso Café du MiM, en la planta superior, que ofrece una de las mejores panorámicas de la ciudad. Para mi sin duda es uno de los museos más bonitos que he visto nunca y que si se tiene suerte y estando allí se puede acudir al auditorio de la planta quinta para escuchar un concierto, la visita habrá merecido totalmente la pena. 

Si lo que se quiere es aprender sobre el art nouveau se tiene que acudir al Museo Horta situado en el corazón de un conjunto de edificios art nouveau. El museo era la vivienda de Victor Horta, arquitecto de gran prestigio, que ideó un estilo nuevo repleto de curvas voluptuosas y grandes sorpresas artísticas, elaboradas en materiales usuales pero nada utilizados en esa época como el hierro forjado, los mosaicos, las vidrieras, etc.  También se puede ver otra mansión en cuyo interior hay muebles y piezas de decoración de principio de siglo XX si acudimos al Museo del Hotel Charlier. Otros edificios también importantes donde se reflejan los rasgos de este arte son: Hotel Tassel, Masión de Paul Cauchie, el famoso restaurante y bar de cócteles Le Falstaff, etc. En la ciudad hay más enclaves culturales de gran interés como el Museo de la Moda (MoMu), el MIMA que es un museo de arte moderno y contemporáneo en el que diversos estilos tienen cabida,  Museo de ciencias naturales Leopold,  el Museo Historia de la Armada y el Ejército, o el Train World donde se puede admirar las piezas de la colección de trenes y vagones históricos de los ferrocarriles belgas así como los trenes de hoy, simuladores, etc.

En la capital de Europa se encuentra otro de los lugares más demandados por los turistas y es la zona del Parlamento Europeo.

Después de ver la zona de grandes edificios, no hay que perderse el lugar donde muchos de los trabajadores en días de sol aprovechan para pasear o comer y es el Parque del Cincuentenario donde su parte más característica es el arco del triunfo, dominado por una cuadriga de bronce que recuerda a la Puerta de Branderburgo de Berlín. En su interior encontramos el palacio que lleva el mismo nombre que fue construido para celebrar los 50 años del nacimiento de Bélgica como nación independiente y que actualmente acoge trees museos: el de Historia Militar, el del Cincuentenario y el Autoworld.

Fuera de la parte central de la ciudad, más allá de las viejas murallas, encontramos lugares tan conocidos como el Atomium, la obra de ingeniería que fue concebida con fecha de caducidad, pero que sigue en pie a día de hoy. Se inauguró en 1958 durante la Expo, está compuesta de nueve bolas de acero y aluminio unidas entre sí por grandes cilindros metálicos, que también servían como acceso y pasillos de enlace entre las bolas y le proporcionaban la estabilidad necesaria para convertirse en una reclamo turístico de 102 metros de altura. Desde el interior se da un visión única de 360º de los municipios de Bruselas. En los primeros niveles se encuentran exposiciones permanentes y los últimos dedicados a exposiciones temporales, además de tener un espacio dedicado al entretenimiento de los niños y otro dedicado a la restauración. 

Junto al Atomium, encontramos Mini Europa un parque que al igual que en otros países del continente, recorre de forma rápida y divertida los monumentos europeos más importantes. Cuenta con más e 350 edificios a escala 1/25 que representan a unas 80 ciudades diferentes y está ubicado en una superficie de más de 24.000 m2. Además de la gran cantidad de maquetas, se pueden observar escenas animadas y elementos móviles, tales como trenes en movimiento, las góndolas venecianas por sus canales, erupciones de volcanes como el Vesubio o camiones electroguiados.

*Si quieres viajar tranquilo y dedicarte sólo a disfrutar deja la seguridad a Viajes Mondo, pulsa aquí y podrás conseguir un 5% de descuento en tu seguro de viajes


2 Comentarios

    • Gema de los Reyes Contestar

      Mil gracias siempre por tus bonitas palabras. La verdad es que es una ciudad que a priori no suele gustar pero la verdad es que luego le coges el gustillo jajaja. Esperemos que podamos volver muy pronto. Muchos besos.

Escribir comentario

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies