Mar griego, “príncipe azul ” de los mares
El hombre del turbante blanco
Mahpiua y su valle de las rocas

El país de la eterna sonrisa…

Hay muchos países que destacan por su originalidad, sus contrastes, sus estilos, pero pocos que destaquen por estar sembrados de sonrisas. Hablar de Myanmar, antigua Birmania, es hablar de bonitos y dorados templos, pagodas, lagos, ríos donde reman a pie, mujeres pintadas con thanaka, túnicas granates, puentes de madera, leyendas llenas de magia y misticismo y lo más importante, lugar donde el tiempo no corre, ya que como leí en algún lugar, la palabra “tiempo” en este país no cobra sentido. La simpatía y calidez de su pueblo quedan plasmadas en sus caras, las sonrisas se multiplican por segundos cada vez que cruzas la mirada con algún lugareño, y esto, se lleva a tal extremo que en este país hasta los Budas muestran una sonrisa. Como decía W.Thackeray: “ Una sonrisa es un rayo de luz en el rostro”. Yangón, ciudad astrológica, de rubíes y la gran pagoda… Capital del…

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies