Mar griego, “príncipe azul ” de los mares
El hombre del turbante blanco
Mahpiua y su valle de las rocas

Nessebar, grandes atardeceres del mar negro

La pequeña península unida al continente por un pequeño istmo declarada Patrimonio de la Humanidad, te recibe con un molino de madera que separa la zona moderna de su precioso casco antiguo. Melsambria como era conocida en la época de los tracios, despareció tras el incremento del mar negro, por lo que los primeros restos que se pueden encontrar son romanos y bizantinos. Pero que pese a que tiene más de tres mil años de historia y por la región han pasado casi todas las civilizaciones, su mayor época de esplendor fueron los siglos XVIII y XIX cuando los comerciantes la utilizaban como lugar de intercambio de mercancías. Prueba de su riqueza podemos observar las grandes casonas a pie de pequeñas callejuelas empedradas que otorgan a la localidad un estilo elegante que embriaga de color en las horas extremas del día. Pasear por sus adoquinadas callejuelas tanto al amanecer como al atardecer es…

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies