Joyas en piedra en un paisaje de fantasía…

Aunque a lo largo de la historia la región de Palencia no ha sido una atracción en las líneas de tinta de grandes escritores como sí lo fue Galdós con Madrid, Becquer con Soria o Garcilaso con Toledo, es una región rica en monumentos tanto civiles como religiosos, grandes espacios verdes, gastronomía inmejorable,  pero si hay algo que destacaría es la hospitalidad y cercanía de sus gentes, como decía Santa Teresa de Jesús a su paso por Palencia en su Libro de las Fundaciones:

                              “ Toda la gente es de la mejor masa y nobleza que yo he visto (…)” 

Y es que hace quince días  lo pude comprobar, junto con amigos de Radioviajera  y de la mano de la Diputación disfrutamos de esa región que no es referente sólo por la cantidad de sus obras de arte, sino también por la excelencia de las mismas.  

Nos encontramos el viernes por la noche en el Hotel Europa Centro ubicado en Magaz donde ya pudimos disfrutar de unas cervezas, cena y una cómoda habitación donde descansar para comenzar temprano las actividades que minuciosamente habían planificado desde la Diputación a través de la encantadora Jefa del área de turismo,  Mónica Delgado y Ricardo, director de Radioviajera. 

Comenzamos admirando  la “bella desconocida”. Tal y como se señala en la Guía turística del Ayuntamiento de Palencia, la catedral es un “(…) grandioso templo debido a su calidad y cantidad de tesoros que guardan sus muros desde el arte Visigodo al Renacimiento”. De una manera atractiva y entretenida un guía nos contó todos esos rasgos y curiosidades que ofrece el bonito templo declarado Monumento Nacional en 1929. Una de los detalles que más fotografiamos y que tiene gran reclamo turístico fue la gárgola con aspecto humano que porta una cámara de fotos en sus manos. Muchas son las leyendas existentes, pero quizá la más racional era que ésta encarnaba al fotógrafo José Sanabria, encargado de retratar los trabajos del arquitecto Jerónimo Arroyo. En los últimos tiempos también hay otra teoría aportada por el periodista e historiador Julián García que según sus investigaciones sería un fotógrafo llamado Luis Alonso que fue autor de uno de los primeros reportajes fotográficos de la Catedral.

Paseamos por sus calles y por el gran eje comercial de la ciudad que es la Calle Mayor  en dirección al Palacio de la Diputación pudiendo disfrutar de bonitos edificios donde destaca el Casino de Palencia, actualmente alberga oficinas municipales,  única construcción que mantiene los soportales y el modernista mural realizado por el pintor palentino Rafael Oliva en el año 1998. 

Una vez más pudimos comprobar la amabilidad y la cercanía de sus habitantes, gracias a Angeles Armisén, Presidenta de la Diputación, que en breves palabras nos mostró esa ciudad de gran riqueza cultural que a ninguno nos dejó indiferente. Visitamos el precioso  y nuevo edificio neoplateresco inaugurado en 1914, sorprendiéndonos en cada rincón y admirando la gran colección de murales y pinturas de artistas palentinos tales como: Casado del Alisal, Victorio Macho, Eugenio Oliva entre otros. 

Sorprendidos por tanto arte continuamos hasta el Ayuntamiento que data del siglo XVI donde de la mano de Mª del Carmen Fernández,  Concejal  Delegada de turismo, visitamos los lugares más destacados del mismo. Me llamó muchísimo la atención la gran oferta cultural que se realiza en la ciudad: exposiciones, representaciones  teatrales, conciertos,  talleres, etc. 

Una de las primeras sorpresas que se lleva el visitante en la desconocida ciudad de Palencia, es que fue en ella en la que se creó en 1212  la primera Universidad Española. Si se pregunta por la primera universidad del país casi todo el mundo responde Salamanca o Alcalá de Henares, pero fue el rey Alfonso VIII de Castilla el que otorgó el reconocimiento  al Studium Generale de Palencia destacándolo como centro de estudios superiores de excelencia.

Y aunque nos quedamos con ganas de pasear por el resto de la ciudad y yo en mi caso poderme detener en los mercados y las librerías, dos de mis puntos claves en todos los viajes, continuamos disfrutando de las fabulosas vistas de la ciudad que se obtienen desde el cerro donde está ubicado desde 1931 la colosal figura de veinte metros de altura del Cristo del Otero, realizada por el artista palentino Victorio Macho, que se levanta verticalmente frente a la horizontalidad del paisaje. 

A medio día y saliendo ya de la ciudad, la cual es  un punto estratégico para el visitante que quiere conocer la zona, nos dirigimos al Parque ferroviario  ubicado en Barruelo de Santullán, donde además de conocer el origen del lugar y pasar un rato súper agradable con su dueño,  degustamos productos de la zona y una gran olla ferroviaria realizada como ellos dicen en “hornacha” (lumbre).  

Tras comprobar mi mala puntería en el tiro con arco y la buena de algunos compañeros en los bolos disfrutamos de unas vistas inmejorables desde el Mirador de Valcabado en el Geoparque de las Loras. Al llegar y admirar semejante belleza entendí las palabras de  Ortega y Gasset cuando en su libro de viajes De Madrid a Asturias, describía las tierras de Palencia como: 

“ (…) eran tierras hechas para la vista, para dejar galopar la mirada por la inmensidad de la llanura…”

Allí, junto con un guía especialista pudimos conocer un poquito más sobre este gran paisaje geológico que entusiasma, así como descubrir en su cercanía la fascinante Cueva de los Franceses en cuyo interior se encuentra un bonito panorama de formaciones estalactíticas. 

Y ya cuando el sol se ponía sobre las bonitas montañas nos dirigimos al Parador Nacional de Cervera de Pisuerga ubicado en un entorno inmejorable donde nos estaba esperando una estupenda cena y un bello amanecer. 

Si sorprendente había sido el primer día, espectacular sería el segundo descubriendo esas joyas del románico de Fromista que te dejan con la boca abierta.

La población es uno de los grandes reclamos turísticos de la zona debido a  sus joyas en piedra, además, posee la única esclusa cuádruple del recorrido del Canal de Castilla que se cruza con el Camino de Santiago, sin olvidarnos de  su gastronomía, la gran cantidad de alojamiento para los peregrinos,  etc. 

Fromista,  lugar clave y estratégico, inicio o fin de etapa para muchos peregrinos que realizan el Camino de Santiago.
Declarada Monumento Nacional desde 1894, la Iglesia de San Martín de Tours, fue construida en el año 1066 aunque ha sido ampliada a lo largo de los siglos. Sin duda es la “Reina de las iglesias románicas palentinas” su origen se centra en un monasterio benedictino fundado por Doña Mayor, Condesa de Castilla y Reina de Navarra. La perfección de sus formas, sus volúmenes y su riqueza ornamental te deja atónito. 

De planta rectangular basilical, se trata de una iglesia de tres naves con crucero acusado sólo en alzado y linterna poligonal sobre el mismo. Me llamó mucho la atención sus esculturas, sus capiteles cargados de historia y simbolismo desde luego son materia de estudio y disfrute para entender todos esos años de historia y vida cultural que posee la iglesia en cada uno de sus rincones. 

Los comienzos de la Iglesia de San Pedro fueron en el siglo XV en un estilo gótico y modificado a lo largo del siglo XVI dejando una gran portada renacentista trazada por Juan de Escalante en 1560, de ahí su mezcla de estilos. Formada por tres naves y cinco tramos cubiertas con bóvedas estrellada, está  dedicada a San Pedro y San Pablo.  Destaca su precioso retablo diseñado por Francisco Trejo en 1636, en el que se encuentra el el grupo del Descendimiento de la Cruz, atribuida al círculo de Juan de Valmaseda. Me llamó mucho la atención su inclinación , se dice que debido a que había un río junto a ella se tuvo que alterar para darle estabilidad a la misma.  En una de sus capillas laterales se encuentra el Museo de Arte Sacro donde se puede ver veintinueve tablas pictóricas de estilo Hispano – Flamenco que data del siglo XV con escenas de la vida, pasión y muerte de Cristo.

Continuamos hacia la Iglesia de Santa María del Castillo declarada Bien de Interés Cultural  desde 1944 y de un marcado estilo gótico tardío. En su interior y gracias a su museo audiovisual Vestigia es posible conocer personajes históricos como San Telmo, patrón de la localidad, o a los pintores que crearon el retablo mayor de la iglesia que nos cuentan además de algunas curiosidades del templo,  cuáles fueron las técnicas utilizadas en el mismo. 

Tras una fantástica visita cultural y sabiendo que nos habíamos quedado con ganas de seguir disfrutando de esas joyas arquitectónicas, nos relajamos en un bonito paseo en el barco Juan de Homar por el Canal de Castilla, gran proyecto de la ingeniería civil de la España Ilustrada. Hoy en día además de seguir cumpliendo su principal objetivo, vía fluvial de comunicación y transporte, también es un importante aporte en el desarrollo industrial de la región.

Y como no podía ser de otra manera finalizamos el encuentro con una comida en el ya clásico y conocido Mesón de los templarios en Viallalcázar de Sirga degustando un sabroso lechazo además de otros productos de la tierra como la morcilla casera que estaba estupenda, todo eso acompañado de la simpatía del camarero que nos atendió con la amabilidad que rige en las gentes de esta zona.

Nos supo a poco, la experiencia fue realmente bonita, compartir momentos con grandes viajeros siempre enriquece y si además es en un lugar lleno de encanto más. Palencia y sus alrededores nos sorprendieron,  nos despertó la curiosidad por explorar nuevamente la bella región que sin duda, es la gran desconocida.

                   Como bien se dice en su himno, Palencia es “tierra grande, humilde y altiva”.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

4 Comentarios

    • Gema de los Reyes Contestar

      Gracias preciosa, mira que lo pasamos bien y conocerte fue un regalazo. Besazos

  1. Excelentes imágenes que, no obstante palidecen bajo la sin par técnica narrativa de nuestra ilustre, ilustrada e impenitente viajera.
    Un beso, Gema

    • Gema de los Reyes Contestar

      Mil gracias, como siempre tan amable, me encanta verte por aquí. Un besazo

Escribir comentario

trece − dos =

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies