Costa oeste – Los Ángeles, Highway 1

Llegada a Los Ángeles y tras alquilar el coche nos metemos en una ciudad inmensa, llena de carriles, gracias al navegador que si no jamás hubiéramos llegado al Motel. Para esa noche habíamos reservado el Motel 6 Hollywood en el Paseo de la Fama. En cuanto a los moteles se refiere, un amigo que vivía en California me había recomendado que fuéramos a la cadena de Moteles Súper 8, y si no a la de los Moteles 6 que eran de peor calidad pero también aceptables, así que esta noche empezamos por este. Dejamos el coche en el parking y nos fuimos a visitar la zona más cercana,  paseamos por el Paseo de la Fama, que no es otra cosa que una acera a lo largo de Hollywood Boulevard y Vine Street en cuyo suelo están colocadas más de dos mil estrellas de cinco puntas con los nombres de celebridades del cine, la música, el teatro, etc. así como también se pueden observar las huellas de manos y pies de diferentes personajes del mundo del espectáculo. Hollywood Bulevar comienza en la conocida Sunset Boulevard, gran avenida de no se cuantos kilómetros con un tráfico horroroso, mal cuidada y con una cantidad de baches increíble, ahora eso sí, llena de bares con unas fachadas súper divertidas. Nos acercamos al Teatro Chino, que recuerda a una enorme pagado china roja, con un gran dragón en su fachada, actualmente sigue funcionando y fue sede de la entrega de los premios de la Academia en varias ocasiones, está justo al lado del Teatro Kodak que es el actual lugar donde se celebran hoy los Oscar.

La verdad es que no tiene nada ni uno ni otro, es más lo que representan. Al día siguiente, fuimos hacia Beverly Hills, no es una zona que me interesara mucho, pero estando allí había que verla, vimos grandes mansiones con maravillosas puertas de acceso, preciosas fachadas y continuamos hacia Rodeo Drive, la zona de tiendas más cara del mundo . Dejamos el coche en una de las calles tras poner nuestro ticket, sólo nos faltaba que en una zona que no despierta mucho interés para mí encima me pongan una multa. Estas calles están llenas de maravillosas tiendas, lujo por lujo, grandes coches y gente súper monísima vestida, es como estar en una peli.
A continuación nos dirigimos al Downtown, visitamos Olvera street considerado como lugar de nacimiento de la ciudad, pasear por allí fue bastante agradable, lleno de gente mexicana y pequeñas tiendas. También accedimos a la Catedral Nuestra Señora de los Ángeles y al City Hall, así como al barrio chino. Me encantó Union station, la estación de tren de 1939 que aún sigue en funcionamiento. Es un precioso edificio por fuera y por dentro, construido en estilo art decó y donde se han rodado numerosas películas.

Comimos rápidamente en unos puestos que estaban cerca de donde habíamos dejado el coche, unos burritos mexicanos y nos fuimos para Santa Mónica que eso ya si me empezaba a interesar. Llegamos y primeramente dimos un paseo por la playa para ver sus famosas casetas y vigilantes de la playa, nos acercamos al famoso parque de atracciones que está en la playa y que tantas veces hemos visto en las películas y nos adentramos en la zona de Venice beach, para ver los gimnasios, pista de tenis, baloncesto, etc., todo al aire libre, la verdad me parecía que ya había estado allí, es tal cual lo ves en las películas. Al caer la tarde, el ambiente es increíble, gente por todos los sitios y todas las terrazas llenas. Sin duda hasta ahora lo que más me había gustado había sido esto, esa mezcla de artistas callejeros, surferos, patinadores, etc., era súper divertido ver desde una de las terrazas tomando una coca cola bien fría, tamaño XXL.
Al día siguiente nos acercamos a los Universal Studios Hollywood, un parque temático muy muy divertido. Como no quise ver nada sobre las atracciones, me lo pasé genial montando en la de Parque Jurásico cuando literalmente te come un gran dinosaurio, o en la atracción de la Momia. Súper chulo toda la parte donde puedes ver los estudios de grabación, con sus decorados de pelis tales como Tiburón, Mujeres desesperadas, etc., y lo que está fenomenal es Waterworld.

Desde los estudios nos fuímos un ratito de tiendas por unos centros comerciales que nos habían recomendado y de ahí a ver las vistas al Observatorio Griffith, que por cierto es verdad lo que dicen,  son realmentes espectaculares.
Al día siguiente recogimos todo y nos pusimos en marcha para conducir por esa famosa Highway 1 que es la carretera que une Los Ángeles y San Francisco por la costa, esto era una de las cosas por las que había montado este viaje, deseaba conducir por esa carretera. He visto el recorrido varias veces y tenía claro que nos lo íbamos a tomar con calma, quería disfrutar de esos acantilados, bosques y playas con lo que tanto había soñado y ese momento había llegado, me daba igual los días que tardáramos en llegar a San Francisco. Salimos por Sta. Mónica, paramos en las playas de Malibú, y continuamos hacia Ventura, como no nos gustó demasiado, seguimos hacia Santa Barbara, conocida como la Riviera de California y ahí la cosa ya cambió. Esta bonita ciudad costera tiene un encanto increíble, casitas bajas junto a una playa rodeada de palmeras. Lo primero que hicimos fue ir a comer cerca del puerto, entramos en The Endless Summer y comimos un pulpo a la brasa fascinante y nada caro. Por la tarde visitamos el Palacio de Justicia, con su preciosa sala de los murales, y sus fantásticas vistas desde la torre. Paseamos por sus calles y ya vimos que ese sería el lugar donde pasaríamos la noche,  fuimos a La Misión, la cual se remonta a 1786 y es conocida como “la reina de las misiones californianas” es un precioso edifico colonial muy bien conservado, nos acercamos al Presidio, pero si hubo algo que nos sorprendió fue el Teatro Arlington, realmente es un cine, pero es muy muy curioso ya que la sala de las butacas está decorada como si fuera una plaza de un pueblo, sin duda nos sorprendió.  Continuamos ascendiendo por la Highway 1 y nuestra siguiente parada fue San Luis Obispo, llegamos a la hora de comer así que fuimos al conocido Café Big Sky, para degustar productos locales. Después fuimos a la Misión de San Luis Obispo de Tolosa, una de la más rica de California y a dar un paseo por el centro y nos sorprendieron la cantidad de tiendas extrañas o pocos convencionales que había. Por la tarde fuimos hasta Morro Bay que es una pequeña localidad costera que me encantó, se respiraba un paz y una tranquilidad sin igual.

Por la mañana visitamos el Castillo Hearst, también conocido como “La casa grande”, construido en 1947 que hoy corona La Cuesta Encantada y con unas impresionantes vistas al Océano Pacífico. Se trata de un castillo morisco de 165 habitaciones, con más de 50 hectáreas de jardines, terrazas, piscinas y pasillos, decorado con antigüedades y obras de arte procedentes de España e Italia, y flanqueado por tres grandes casas de huéspedes. La parte de la piscina tanto exterior como interior evoca a los templos greco-romanos, con una decoración como en pocos templos había visto antes. Las visitas son guiadas y hay varios tours donde elegir.

Proseguimos por nuestra fascinante Highway 1 hasta el tramo conocido como Cabrillo Highway, es la zona de Big Sur, la carretera aquí está formada por curvas muy cerradas y colinas muy inclinadas que dan paso a increíbles acantilados y playas llenas de lobos marinos y aves. Paramos para admirar el espectáculo y tuvimos como compañeras a unas simpáticas ardillas que no paraban de pedir comida.

Nuestra siguiente parada fue Carmel-by-de-Sea, pueblo en el que Clint Eastwood fue alcalde entre 1986  y 1988, precioso pueblo con casitas muy pintorescas que parecen ser sacadas de los libros de cuentos. Cuenta con una playa espectacular y con la famosa Misión de San Carlos Borromeo de Carmelo o también conocida como la Misión de Carmel. Fue la segunda misión fundada por el fraile Junípero Serra, es considerada hito histórico nacional. Su campanario al igual que el resto de las misiones, tiene influencia de la España musulmana. Su interior es diferente al resto de las misiones, sus paredes curvadas hacia arriba y hacia adentro para formar grandes arcos altos en lugar de paredes rectas que cumplen con un techo plano. Es un lugar muy visitado por la propia misión y porque están enterrados los restos del propio Serra.

Proseguimos el camino hacia Monterey que cuenta con una gran reserva natural marina. Al llegar a la bahía, está el desvío hacia Salinas (localidad central de una gran área agrícola).

Esta bahía es una auténtica preciosidad, accedimos al Fisherman´s Wharf, un muelle donde te puedes quedar con la boca abierta observando a los lobos marinos tomando el sol en las rocas y a unas enormes medusas que desde luego sus picaduras tienen que ser tremendas, mientras que pruebas pequeños manjares del mundo marino que te los ofrecen en pequeños vasitos de plástico (me recordaba al pulpo a la brasa que tomaba en las islas de Grecia). Después aprovechamos para ver el Seaquarium, que realmente merece la pena por su gran cantidad de especies, yo como siempre fascinada con los tiburones, no lo puedo evitar, es un animal que me provoca una sensación entre miedo y pasión incontrolable.

 En el borde de la bahía de Monterey está Santa Cruz, no pensábamos parar durante mucho tiempo,  pero como era muy tarde para proseguir hasta San Francisco,  decidimos quedarnos esa noche allí en una de las preciosas habitaciones que tenía el motel super 8, ¡qué sorpresa me estoy llevando con estos alojamientos! ya quisieran muchos hoteles estar la mitad de bien que ellos. Santa Cruz es un preciosa localidad costera, con una gran montaña rusa en la playa, pero si hay algo que me fascinó de ese lugar fue el gran paseo que dimos alrededor de la playa y bordeando el pueblo, fue realmente increíble, sin duda una buena manera de despedirnos de esta preciosa carretera, ya que al día siguiente continuaríamos hacia la gran ciudad de San Francisco, otro de los lugares que me moría de ganas por conocer.

img_3223

Escribir comentario

tres × uno =

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies