Costa oeste – Los Ángeles.. las ciudad de las estrellas

                                                         “La ciudad de las estrellas”

El Paseo de la Fama, creado en 1958 para representar el glamour carácterstico de Hollywood.   No es otra cosa que una acera a lo largo de Hollywood Boulevard y Vine Street en cuyo suelo están colocadas más de 2400 estrellas de cinco puntas con los nombres de celebridades del cine, la música, el teatro, etc. Me resultó curioso saber que una estrella en Hollywood bulevar cuesta un dineral, alrededor de 30.000 dólares en concepto de obra, mantenimiento y seguridad y quien lo paga es la entidad que ha promovido la candidatura del famoso que se refleja. También hay que decir que hay estrellas que no son para personas de carne y hueso sino para personajes de ciencia ficción como Mickey Mouse, Blancanieves, etc, empresas como por ejemplo Victoria´s Secret.

Hollywood Bulevar comienza en la conocida Sunset Boulevard, gran avenida de no se cuantos kilómetros con un tráfico horroroso, mal cuidada pero que cruza todo el distrito de la meca del cine  y con una cantidad de baches increíble, ahora eso sí lleno de bares con unas fachadas súper divertidas. Nos acercamos al Teatro Chino Grauman, creado en 1927 y declarado Monumento histórico cultural por la municipalidad de los Angeles en 1968,  recuerda a una enorme pagado china roja, con un gran dragón en su fachada (de hecho los materiales fueron importados de China y también vinieron profesionales de allí para su construcción), actualmente sigue funcionando y se siguen haciendo estrenos de películas que se producen en los Angeles. Fue sede de la entrega de los premios de la Academia en varias ocasiones, está justo al lado del Teatro Dolby, el cual antes se denominaba Teatro Kodak,  que es el actual lugar donde se celebran los premios. Además también vimos justo en frente, la acera donde numerosas estrellas de Hollywood han ido dejando las huellas de sus manos y pies hundidas en el cemento. Así podemos ver huellas de Will Smith, George Clooney, etc. 

Además también vimos justo en frente, la acera donde numerosas estrellas de Hollywood han ido dejando las huellas de sus manos y pies hundidas en el cemento. Así podemos ver huellas de Will Smith, George Clooney, etc. 

En esta zona también se pueden realizar compritas en el complejo comercial Hollywood & Highland que además de un montón de tiendas, cines, boleras, etc., tiene un patio interior preciosismo. Para los grandes cinéfilos no hay que perderse el Museo de Historia de Hollywood lleno de objetos de las películas aquí rodadas. Y si vais en verano os tendreis que acercar al cementerio Hollywood Forever ya que proyectan un montón de películas y es un sitio curioso para verlas. 

Beverly Hills, no es una zona que me interesara mucho, pero estando allí había que verla, vimos grandes mansiones con maravillosas puertas de acceso y preciosas fachadas. Actualmente no queda mucho de sus orígenes, ya que se gestó como un pequeño pueblo cerca de la ciudad donde predominaban ranchos y casas campestres. En el siglo XX un grupo de empresarios se fijaron en esta zona y comenzaron las construcción de grandes mansiones y así es como está hoy.  En esta zona además de las magnificas casas de los famosos, también encontramos, Rodeo Drive, la zona de tiendas más cara del mundo. Estas calles están llenas de maravillosas tiendas, lujo por lujo, grandes coches y gente súper monísima vestida, es como estar en una peli. En una de sus calles llamada Canon Drive se pueden encontrar famosisimos y carísimos restaurantes. Si también queréis ve otra zona conocidisima de compras es Sunset strip que une Hollywood con Bervely Hills. Está calle ha cambiado mucho, antiguamente era una zona muy peligrosa ya que la policía no actuaba en este sector porque no pertenecía a la jurisdicción del Condado de los Angeles. Era conocida por su juego y ocio nocturno, fue evolucionando y en los años 60 se convirtió en el punto neurálgico de punkys y roqueros, abriendo numerosas salas de conciertos. Hoy en día conserva esa esencia bohemia y ese ambiente de artistas y todavía permanecen lugares como la Sala Roxy donde tocaron bandas como Guns n´Roses.  Aquí también se puede ver el Charlie Chaplin Studios aunque actuamente sólo se puede ver por fuera. 

Volviendo a la zona de Bervely Hills también se puede visitar el Getty Center donde además de bonitas exposiciones os deleitareis con los jardines y miradores.  El cementerio de Westwood donde están enterrados muchos famosos como Truman Capote o Marilyn. Un poco más alejado para también dentro de la zona oeste de Hollywood está el Museo Hammer donde se pueden ver colecciones de Monet, Picasso Manet, etc. Y a mi un lugar que e encantó fue la Avenida Melrose que es una calle comercial pero de articulos vintage, ropa gótica, vamos la antítesis a Rodeo Drive. Además en esta zona de Hollywood también se puede ver los estudios de cine Warner Brothers.  La ruta conduce  por los míticos escenarios de televisión y películas que la productora ha generado, como por ejemplo la serie de Friends

A continuación nos dirigimos al Downtown, zona financiera y de negocios por excelencia. Entre semana tiene un ritmo frenético y los fines de semana parece una ciudad fantasma. En esta zona nos encontramos el tan fotografiado y conocido Ayuntamiento, que fue el primer rascacielos construido en 1928 y que fueron grabadas pelis como Spiderman. En 1978 fue elegido como Monumento histórico cultural de la ciudad. Situado en Grand Avenue nos encontramos con Walt Disney Center Hall, gran construcción en metal, es uno de los auditorios más importantes de la ciudad, cuenta con un aforo de 2265 personas y entre otras funciones es sede de la Orquesta Filarmónica de los Ángeles y el Coro Magistral de la ciudad. Otro lugar emblemático para la música es el Music Center de los Angeles, formado por cuatro espectaculares centros musicales. También accedimos a la Catedral Nuestra Señora de los Ángeles, de reciente construcción ya que la anterior se destruyó en el terremoto de 1994.  También se puede visitar el Museo de Arte Contemporáneo (MOCA). 

La ciudad tiene barrios temáticos como en otras ciudades, así que encontramos el Barrio japonés, remodelado en los años 70 tras la Segunda Guerra Mundial, y donde se puede observar un gran contraste ya que hay una mezcla de edificios tradicionales con modernos. De aquí destacaría el Jardín denominado James Irvine lleno de elegancia y belleza. Me fascinó su cascada principal rodeada con flores, árboles , etc.  También es recomendable la visita al Museo Japonés americano así como los monumentos y esculturas que conmemoran a distintos personajes de esta cultura. También podemos visitar el Barrio chino y admirar el Templo Thien Hau dedicado a la diosa del mar de la mitología china, pasear por la calle Chung King. Chinatown fue el primer barrio chino de Los Angeles y se estableció en el siglo XIX en el barrio que actualmente recibe el nombre de Union Station. Este barrio se remodeló y se trasladó la población china al lugar donde se encuentra hoy que está al lado del Parque histórico de los Angeles. El centro neurálgico del barrio es la plaza central, la calle Chung King fue un antiguo plató de Hollywood, actualmente es la zona de las galerías de arte. Y si se quiere conocer un poco más de su historia hay que acudir al Museo chino-americano. Se puede continuar visitando Olvera street considerado como lugar de nacimiento de la ciudad, pasear por allí fue bastante agradable, lleno de gente mexicana y pequeñas tiendas. 

De esta zona destaca la Casa Avila Adobe que fue el primer rancho angelito y su propietario el primer alcalde de la ciudad. Otras viviendas visitadas son, la Casa Sepúlveda, la Casa Pelanconi, etc. Me encantó Union station, la estación de tren de 1939 que aún sigue en funcionamiento. Es un precioso edificio por fuera y por dentro, construido en estilo art decó y donde se han rodado numerosas películas.

Para tener buenas vistas de la ciudad además de pasear por un lugar entrañable, hay que acudir  al Observatorio Griffith, situado sobre una colina, tiene unos atardeceres realmente increíbles, desde donde  se observa la gran extensión de la ciudad. Este lugar fue cedido a los Ángeles por el coronel Griffith, el cual, dejó en su testamento que quería que se construyera un planetario y una sala de exposiciones y así se hizo finalizando su construcción en 1935. Desde su planetario se puede observar el proyector de estrellas más avanzado del mundo y unas vistas maravillosas del cielo. El Parque que lleva el mismo nombre es un lugar super agradable para pasear y un magnifico lugar si se quiere obtener una buena instantánea del cartel con las letras de Hollywood detrás.

Y como LA es la meca de las compras, os voy a decir donde podéis de compritas:
En cuanto a barrios y centros comerciales, Rodeo Drive sea  una de las calles más conocidas dónde ir de compras en Los Ángeles pero como es tan carísima, os voy a decir sitios más económicos. La zona de Los Callejones, (Stanee Alley)  donde hay un montón de tiendas que venden al por mayor pero también al público. Es una zona muy barata y están organizados por tipología de producto. En Melrose Avenue están las últimas tendencias en moda y de diferentes estilos urbanos, a mi esta zona me encanta.La zona de Silver Lake, es el lugar de compras bohemio por excelencia.
En cuanto a centros comerciales, hay muchísimos, cabe destacar: 
Beverly CenterThe Grove que es muy bonito ya recrea un palacio italiano. Glendalle Gallery, Westfield Century City, The Americana at Brand,  situado al aire libre.
Y claro también podéis encontrar grandes outlets, como por ejemplo los Citadel, los Camarillo, los Cabazón, etc. 

                                                     ” Playas en el llamado  verano eterno”

El sur de California es conocido como “el verano eterno” ya que su clima es templado durante todo el año, pero además sus kilométricas playas, consideradas de las mejores del mundo, son un paraíso para todos los que quieran disfrutar de largos paseos, sol o diferentes actividades acuáticas. 

Nosotros comenzamos por la más que conocida Santa Mónica, con sus dos grandes iconos, el muelle y el pequeño parque de atracciones. El muelle fue construido en 1909 y declarado monumento histórico nacional. Os recomiendo visitarlo en la puesta de sol, es increíble, al ser de  madera, este lugar recrea un ambiente bucólico. Podréis además ver la noria del Pacific Park (pequeño parque de atracciones) que cuando está iluminada es chulísima, a mi esa imagen me encantó, pescadores, parejas, fotográfos, todos allí en busca de una captura que siempre permanecerá en la retina. Cuando llegamos lo primero que hicimos fue ir en busca de las famosas casetas y claro sus vigilantes. Era estar como en una peli, aunque este tipo de playas y casetas las habíamos visto en Miami y esas no me gustaron, esta zona no sólo me gustó, sino que me encantó. Esta playa es sólo una parte de la bahía de la cara amable y relajada de la inmensa urbe que sólo dista a treinta minutos de la ciudad.  Aquí además de disfrutar de la playita, se puede ir de compras por la localidad o tomar algo en la gran cantidad de restaurantes y cafés que hay por toda ella, y si queréis hacer fotitos a sitios reflejados en películas, ya sabes no guardes la cámara porque cada rincón es una escena de una película, por ejemplo acercaros al restaurante de Buppa Gump  que lanzó a la fama “Forrest Gump” situado en la entrada del muelle. Por supuesto no dejes de fotografiar tanto el cartel del final de la famosa Ruta 66 que va desde Chicago a los Ángeles como el pequeño y colorido parque de atracciones. A pesar de que el primer parque de atracciones, el Looff Hippodrome, abrió sus puertas en este lugar en 1916, el Pacific Park, como se conoce hoy, hace 20 años que funciona. Sus atracciones estrella son la noria, que es la única del mundo que funciona con energía solar, ofrece unas vistas panorámicas del sur de California desde 40 metros de altura. Por otro lado, para aquellos que les gusten las emociones más fuertes, está la montaña rusa que se mueve a 56 km/h haciendo un recorrido por el muelle, o el Pacific Plunge, que es una lanzadera en vertical desde una altura de 45 metros. También ofrece varias opciones por los más pequeños, como por ejemplo los coches eléctricos, las latas giratorias o el barco pirata. 

.

                                                           “La playa más excéntrica”

Después nos acercamos a la famosa Venice beach (Venice para los lugareños).La comunidad nació en 1905, desarrollada por el millonario Abad Kinney, quien modeló la ciudad como su ciudad italiana favorita, con plazas y canales. Todavía se pueden ver los canales junto con pintorescas cabañas originales, en el distrito histórico del Canal de Venecia. Desde ese momento la zona ha evolucionado, pasó de ese momento a ser un hogar de los primeros poetas de la generación Beat y luego también se transformó en un lugar lleno de pandillas, drogas y delincuencia, hasta llegar a la década de 1990, cuando los canales volvieron a ser dragados y saneados, para poco a poco ganarse el favor de las clases más altas y así  muchos famosos levantaron incluso sus casas de verano en estas playas como desde Julia Roberts.

Sin embargo hoy es más conocida por el irónico paseo marítimo con los gimnasios, pista de tenis, baloncesto, etc., todo al aire libre, la verdad me parecía que ya había estado allí, es tal cual lo ves en las películas. Al caer la tarde, el ambiente es increíble, gente por todos los sitios y una gran mezcla de artistas callejeros, surferos, patinadores, etc., era súper divertido ver desde una de las terrazas tomando una coca cola bien fría, tamaño XXL. Si os digo la verdad esto es una escena inolvidable. A quien le guste las compritas, aquí también tiene un montón de ellas para disfrutar, no olvides probar el helado de caramelo salado en Nice Cream. Y si estas por allí el primer viernes de cada mes, no dejeis de ir a Aboot Kinney Boulevard para ver un montón de camiones de alimentos y música en vivo. 

Otras de la playas donde disfrutar si vais a LA es la llamada Manhattan Beach, conocida como el paraíso de los deportistas por sus dos grandes campeonatos internacionales de voleibol y surf.  Destaca su precioso muelle restaurado en 1990. Se trata del muelle más antiguo de los que se conservan en la costa oeste de EEUU y en la actualidad forma parte de laos monumentos históricos de la ciudad. 

Y qué decir de la playa más deseada por los surfistas? Malibú el mito de los surfistas californianos “cuando te pones de pie por primera vez sobre una tabla, algo cambia en tu interior, estar en el interior de una ola es estar en el interior de un tubo de cristal ”  esas fueron las palabras de uno de los surfistas con el que hablé en esta preciosa playa.  Pero Malibú no sólo es playa, sus montes junto a esa arena hacen que el lugar sea un verdadero placer. La pequeña ciudad es encantadora, sus preciosas casas de madera y ese pequeño muelle demuestra por qué es un lugar privilegiado y elegido por tantos famosos adinerados. La Casa Adamson, mansión de estilo renacentista español, considerado patrimonio nacional en la que se encuentra una gran exposición de cerámica de la fábrica de azulejos Malibu Potteries. A mi lo que realmente me encanta es la casa la exposición es bonita pero la casa está ubicada en un lugar súper chulo. Malibú está formada por varias playas destacando Zuma beach que es la más grande y popular, Point Dume State beach que se caracteriza por ser rocosa y de difícil acceso, Matador beach que es mi favorita por su paisaje rocoso y ese azul de mar que cuando cae el sol no tiene precio, y Surfrider beach que es la más conocida para hacer surf y no olvidaros de visitar Paradise Cove ya que es la más romántica, ahora eso sí es privada por lo que tendréis que pagar para acceder a ella. 
Y por último las playas de Long beach. Esta ciudad es más tranquila que los Ángeles y famosa por su acuario que alberga 11.000 especies de animales, el Queen Mary, el gran barco crucero que dejó de funcionar en 1967. Hoy en día se puede visitar y alberga un museo, un hotel y varios restaurantes. 

Para quien le guste los paseos en bicicleta, realizar la ruta Marvin Braude, conocida como el “Hilo” que recorre 35 km  y conecta muchas de la mejores playas de LA. Comenzar en la playa estatal Will Rogers, continuar en Santa Monica y en Venice beach conde el camino está pavimentado, luego sigue hacia Marina del Rey por camino de tierra y luego va por las playas de Manhattan, Hermosa y Redondo hasta llegar a la playa de Torrance. A lo largo de esta ruta se puede encontrar un montón de cafés, restaurantes, tiendas, clubes playeros y la casa de Playa de la comunidad Annenberg que es gratis para el público. La Fundación Annenberg, proveedores de alta cultura para todos, abrió la Casa en la Playa al norte de la Playa de Santa Mónica en 2009. Se ha convertido en una institución por sí misma. Si se quiere comer una gran hamburguesa y una cervececita artesanal hay que parar en el Venice Ale House. Una cosa súper curiosa se encuentra  en la playa estatal Dockweiler, y es que está punteada con grandes hogueras abiertas al público mientras que se ven pasar los aviones muy bajitos ya que el aeropuerto se encuentra cerca. Si se quieren buenas fotografías,  el elegante muelle de la playa Manhattan tiene una elegancia que le hace realmente fotogénica. 
Universal Studios Hollywood, es un parque temático muy muy divertido. Me lo pasé genial montando en la atracción de Parque Jurásico cuando literalmente te come un gran dinosaurio, es una chulada;  o en la atracción de la Momia que a quien no le gusten las montañas rusas y tenga el estomago un poco débil aquí lo pasará un poco mal. Súper chulo también  toda la parte donde puedes ver los estudios de grabación, con sus decorados de pelis tales como Tiburón, Mujeres desesperadas, etc., y lo que está fenomenal es Waterworld.

 

Escribir comentario

dos × tres =

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies