EUROPA

Dublín, capital de la isla esmeralda

¿Cómo combatiré la nostalgia? Eso fue lo primero que pensé hace muchos años cuando decidí que me trasladaba por un tiempo a la capital de la isla esmeralda con el fin de perfeccionar mi inglés. La soledad fue mi compañera durante un tiempo; eché de menos a mi familia, mi novio, mis amigos, mi perro y un montón de cosas más como por ejemplo, el sol; pero sin duda, fue una acertada decisión, conseguí superar esa nostalgia y disfrutar mucho de ese maravilloso país y de su gente. No se si conseguiré ser totalmente objetiva, la empatía es una aliada, pero esa simpatía puede resultar causa de distorsión. Mi estancia allí supuso un momento fantástico de mi vida, donde llegué a aprender a disfrutar de esa soledad nutritiva que se produce cuando uno viaja solo. Dublín es sinónimo de animación, juventud, cuna y lugar de inspiración de grandes escritores, varios…

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies