EUROPA

Primera parte – Bucarest, Sinaia, Rasnov, Bran, Brasov

Las primeras impresiones tras unas cuantas horas en la capital rumana, transcurrieron según lo esperado. Ciudad fría, poco agraciada y bastante mal cuidada. Pero según pasan las horas empiezas a descubrir esa otra ciudad de anchos y arbolados bulevares, imponentes edificios realizados entre grandes guerras, bonitos rincones, y es cuando entiendes por qué su casco antiguo se ganó el sobrenombre de Pequeño París. En apenas un kilómetro cuadrado surge una gran superficie peatonal, donde se puede disfrutar de hermosos edificios históricos, que muestran el urbanismo del XIX y principios del XX y que no sucumbieron a los bombardeos de la II Guerra Mundial ni a los bulldozers de la era comunista. Es una ciudad llena de bonitas terrazas, sorprende el buen gusto que tienen para la decoración de los restaurantes, bares o cafés, gusto que como pude comprobar más tarde, se extiende por todo el país, vayas al pueblo que…

Segunda parte – Bicaz, Bucovina, Maramures, Sighisoara, Sibiu, Transfagarasan …

Seguimos hacia Bucovina atravesando las preciosas gargantas de Bicaz. Este impresionante cañón está formado por el río Bicaz y es una vía de paso natural entre las regiones de Moldavia y Transilvania. Transcurre a lo largo de ocho km, entre las poblaciones de Lacu Rosu y Bicazul Ardelean, formando parte del Parque Nacional donde se encuentra el Lacu Rosu, considerado una maravilla natural por el curioso bosque de troncos de árboles muertos que emergen de sus aguas turbias. Cerca de Bicaz se encuentra Piatra Neamt, rodeada de montañas donde destacan la plaza Stefan cel Mare, la Iglesia de San Juan, la Torre de la Campana, el complejo Princely court, el Teatro, la Casa Paharnicului, la casa Lalu o el parque Cozla. Habíamos elegido Agapia para pasar la noche y poder visitar alguno de los más famosos monasterios del lugar. Al llegar, fuimos paseando hasta el monasterio de la población por una…

Dublín, capital de la isla esmeralda

¿Cómo combatiré la nostalgia? Eso fue lo primero que pensé hace muchos años cuando decidí que me trasladaba por un tiempo a la capital de la isla esmeralda con el fin de perfeccionar mi inglés. La soledad fue mi compañera durante un tiempo; eché de menos a mi familia, mi novio, mis amigos, mi perro y un montón de cosas más como por ejemplo, el sol; pero sin duda, fue una acertada decisión, conseguí superar esa nostalgia y disfrutar mucho de ese maravilloso país y de su gente. No se si conseguiré ser totalmente objetiva, la empatía es una aliada, pero esa simpatía puede resultar causa de distorsión. Mi estancia allí supuso un momento fantástico de mi vida, donde llegué a aprender a disfrutar de esa soledad nutritiva que se produce cuando uno viaja solo. Dublín es sinónimo de animación, juventud, cuna y lugar de inspiración de grandes escritores, varios…

Praga

Al igual que la magia y la fantasía son el sustento principal cuando un niño lee cuentos de hadas, pasear por la ciudad de las cien torres te envuelve en ese halo misterioso y mágico, cuyo ingrediente principal despierta el potencial imaginario para poder narrar y crear tus propias historias. Praga, capital de la República Checa y de la ensoñadora región de Bohemia, también llamada ciudad dorada, enamora a sus visitantes con sus adoquinadas y laberínticas calles de marcado ambiente medieval, vistosas torres, fascinantes puentes, molinos de agua, románticas y bonitas iglesias que recuerdan tiempos inmemoriales. Gran parte de ella está arreglada con colores rosas, verde y ocre y cada rincón tiene un bonito y animado bar donde degustar esas maravillosas cervezas checas. La zona de Stare Mesto, situada al este del río Moldava y libre de tráfico, es una de esas zonas que le dediques el tiempo que le…

Recorriendo el lago Lemán

Si hay un país del que alguien se puede enamorar, ese es Suiza. Siempre recordaré la primera vez que estuve allí, tenía diecisiete años, y por aprobar selectividad mis padres me regalaron un viaje que realicé con mi hermana y una amiga, el cual, sin duda fue inolvidable. Desde ese momento le tengo un especial cariño, ese país me tiene cautivada, vaya las veces que vaya y haga las rutas que haga, siempre le sumo un nuevo adjetivo positivo. Esta vez decidí pasar unos días recorriendo las localidades que se encuentran a orillas del Lago Lemán. Ese lago misterioso, lleno de leyendas que da vida tanto a preciosas localidades suizas como francesas. Recorrer el pequeño mar interior enclavado al pie de los Alpes es una verdadera sucesión de postales idílicas. La llegada fue por Ginebra, ciudad por la que me encanta pasear aunque reconozco que no es una de mis…

Grecia – Peloponeso, Delfos, Meteora

Después de unos días por algunas islas griegas, salimos desde Atenas con dirección a Corinto, tras unos ochenta kilómetros llegamos al Canal que comunica el Jónico con el Egeo, como tuvimos la suerte de que pasara un barco, fue fácil hacerse a la idea de sus dimensiones. Proseguimos hasta la ciudad, visitamos sus restos arqueológicos y subimos a la antigua ciudad, conocida como Archicorinto. Entre el calor y las escaleras es un suplicio visitarla a medio día pero es un lugar fantástico, sin duda mejor que las ruinas de la ciudad nueva. Como a cincuenta kilómetros de allí se encuentra Micenas, entramos por la Puerta de los leones y mis ojos empezaron a brillar, desde pequeña siempre me interesó la Literatura y el Arte clásico, y el mundo micénico me llamaba mucho la atención, así que atravesar esa puerta supuso un vuelco en mi corazón. Subimos por el llamado camino…

Navigate

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies